La chaqueta Rainforest

Una chaqueta Rainforest no entiende de edad, cansancio, aburrimiento, invierno o lluviosos días de verano... Al igual que los niños que la llevan, está disponible en una amplia gama de colores, y lucirla en espacios cerrados no es una opción válida. Hay que usarla para explorar el mundo, aprender a disfrutar de sus misterios, saltar en los charcos y reírse a carcajadas.